Encrucijada en la Castellana

Estándar

quedadaEl Real Madrid quiere aprovechar el factor campo para que la afición merengue le lleve en volandas a las semifinales de Champions. Conscientes del peligro de un empate a cero en la ida, el club ha emplazado a los suyos en los aledaños del Santiago Bernabéu para hacer presión ante la afición rival. A través de las redes sociales, el conjunto madridista ha citado dos horas antes del partido a sus seguidores (18:30 h.). Y les ha pedido que acudan de blanco.

El Madrid espera una afluencia masiva de los suyos para acompañar al autobús del equipo hasta el estadio. El diario As aseguraba hace una semana que la Policía había recomendado al club que evitara un encuentro de este tipo en Concha Espina por motivos de seguridad.

USEn otras ocasiones, como la temporada pasada contra el Borussia Dortmund y el Bayern Múnich o ésta misma en Liga ante el FC Barcelona, esas aglomeraciones iban acompañadas de bengalas y eso supone un peligro añadido. El club no ha emplazado a los suyos en ese enclave, pero sí a unos metros de ahí: en la plaza Sagrados Corazones.

Pero el derbi de la capital hace que las aficiones de ambos equipos estén muy próximas. Tanto, que los cuerpos de seguridad tendrán que desplegar todos los efectivos necesarios para evitar que una fiesta futbolística se convierta en un mal rato.

Las dos aficiones más radicales de Real Madrid y Atlético han convocado sendas quedadas en las inmediaciones del estadio para la previa del partido. No pueden acceder al Santiago Bernabéu como grupo, pero eso no les ha impedido alentar a las masas.

mapa

Ultras Sur ha convocado, a la par que ha hecho el club de manera oficial, una concentración independiente en la calle Marceliano Santa María a la misma hora que se espera que el resto de aficionados blancos aguarden a su equipo en la plaza Sagrados Corazones, a sólo 300 metros.

Pero el mayor problema puede encontrarse si se cruzan las aficiones rivales. Una hora antes, el Frente Atlético ha emplazado a su afición en Plaza de Castilla para bajar el Paseo de la Castellana, a sólo dos kilómetros del estadio madridista.

FASe espera que unos 3.000 colchoneros acudan al partido, entre los que habrá miembros del Frente. Esto no ha ocurrido en otros derbis anteriores debido al alto precio de las entradas. El Atlético ha informado que, tras reunirse con la Delegación del Gobierno de Madrid, se ha establecido la propia Plaza de Castilla como lugar de concentración de la afición rojiblanca a partir de las 18:00 horas.

La Policía prestará especial vigilancia a todos estos puntos calientes para evitar conflictos. Su objetivo es que no haya contacto directo entre atléticos y madridistas, por lo que escoltarán a la afición visitante hasta el Santiago Bernabéu, no sin antes hacerles pasar por un pertinente cacheo. Una vez en el estadio, su ubicación será el fondo norte y serán los últimos en abandonar el Bernabéu, una vez que las aguas estén en calma.