El castigo de un no penalti

Estándar

Después de una primera parte en la que el Madrid se vio acorralado por el Rayo de Jémez, en la segunda los blancos se vieron obligados a arremangarse para mantener el pulso por la Liga.

A los cinco minutos de la reanudación, Cristiano Ronaldo se adentró en el área rayista y fue ‘rebañado’ por Amaya. Sin embargo, Melero López interpretó que el portugués se había dejado caer y le amonestó con una amarilla que le supone perderse el partido ante el Eibar por acumulación.

rayo

A las protestas del delantero por esta acción se sumaron sus compañeros y el colegiado mostró otra tarjeta más a Toni Kroos. El alemán también cumple ciclo con esta cartulina y tampoco estará ante los guipuzcoanos.

Al término del partido, Carlo Ancelotti, poco dado a sacar los pies del tiesto, se dirigió al árbitro para recriminarle esta decisión y luego se quejó ante los medios. “Me parece mentira que no haya pitado el penalti a Cristiano”, dijo.

A estas dos bajas ante el Eibar se sumará también la de James. El colombiano vio la amarilla a los 20 minutos de juego por cortar un pase rayista con la mano. Tres bajas muy sensibles que obligan a Ancelotti a improvisar rotaciones la próxima jornada.

Pero, dado el rival, ¿no sería bueno que ‘descansaran’ los jugadores habituales antes de afrontar la ida de cuartos de final de la Champions? El Real Madrid no piensa así y ha anunciado que recurrirá la tarjeta a Cristiano. ¿Por qué? Al parecer, porque Gareth Bale, que entró por sorpresa en la convocatoria ante el Rayo, podría haber forzado en el momento menos oportuno y se dice que su lesión podría ser más grave de lo que deslizó su técnico en la sala de prensa. Serían demasiadas bajas a la vez para jugarse la Liga.