El Granada se muere en la orilla

Estándar

El Granada CF comenzó la temporada con una remontada ante el Deportivo de ésas que te indican que un equipo va a tener ese puntito de fortuna necesario para que el sufrimiento no le acompañe hasta el mes de mayo. Sin embargo, y aunque en la cuarta jornada todo parecía ir a velocidad de crucero, invicto y con 8 puntos, lo cierto es que el trébol de cuatro hojas ya había empezado a secarse en el segundo partido sin que nadie reparase en ello.

GRANADA 14/15  CELTA DE VIGO 14/15Fue en Elche donde realmente se vieron las nubes de una tormenta que está anegando al equipo rojiblanco. Un equipo con la peor de las suertes en los minutos finales de los partidos. Ante los ilicitanos, después de marcar el 0-1 Fran Rico en el minuto 81 y de haber dispuesto de las mejores ocasiones, incluido un gol anulado a Success por fuera de juego, y cuando parecía que los tres puntos viajaban a Andalucía, Lombán remató a la red un balón colgado al segundo palo que arruinó todo el trabajo. Dos puntos perdidos en el descuento: minuto 91.

Contra el Levante, el gol llegó nada más iniciarse la segunda parte (46′), con la única ocasión de los valencianos en todo el partido. Rubén García dio los tres puntos a su equipo (0-1) en la jornada 5 en Los Cármenes. El Granada no supo reponerse y, desde entonces, no ha levantado cabeza.

ManuchoDesde ese día, la suerte se ha vuelto de lo más cruel con los granadinos. En la séptima jornada, en Málaga, el Granada se adelantó en el primer minuto. Los malagueños empataron en el 60′. Cuando se daba por bueno el empate fuera de casa, Velasco Carballo señaló mano de Iturra dentro del área y Antunes convirtió la pena máxima para dar los tres puntos a su equipo. Era el minuto 80.

La siguiente jornada, contra el Rayo, el Granada ya casi se dirigía a vestuarios cuando Manucho, que acababa de salir y de avisar, hacía el gol de la victoria rayista. Era el minuto 93.

Contra el Eibar se adelantó muy pronto, a los 8 minutos, pero los guipuzcoanos empataron a la media hora de juego y ya no se movió el marcador. Era la novena jornada.

Frente al Valencia, en Los Cármenes, parecía que la suerte cambiaba de signo. Los de Nuno marcaron en el 83′ por obra de Negredo, tirando por tierra un gran partido de los rojiblancos. Sin embargo, en el 89′ marcó Success y recuperó ese punto merecido que dio algo de respiro a los de Caparrós.

Una jornada más tarde (15ª), se repitió la historia del resto del curso ante el Espanyol. Caicedo había hecho el primero para los blanquiazules a los 34 minutos. El Arabi empató en el 61′, en un partido muy serio del Granada. Otra vez cuando se celebraba el punto, cayó el jarro de agua fría: gol de Stuani en el 90′ que dejaba a los granadinos con la miel en los labios.

La visita del Getafe también se resolvió en el último tramo del partido: el Granada ganaba por 1-0 desde el minuto 40 con un tanto de Córdoba. Los madrileños empataron en el 78′, con un gol de Emiliano Velázquez en el remate de un balón parado. Otros dos puntos que se escaparon.

LevanteCon la Real Sociedad, el punto logrado fue precisamente en los minutos finales del partido. La Real ganaba 0-1 desde el minuto 36 y un derribo de Rubén Pardo sobre Nyom en el 79 permitió a Fran Rico amarrar la igualada y salvar un punto.

En la segunda vuelta, contra el Dépor se volvió a lograr una semi-remontada. El partido terminó en empate después de que Piti abriera el marcador a los 7 minutos y los gallegos dieran la vuelta al partido en apenas cuatro, marcando en el 34′ y el 38′. Cuando parecía que el Deportivo se llevaría los 3 puntos, Robert Ibáñez logró la igualada en el 83′.

Pero el Levante volvió a liársela en la 24ª jornada. Ganaba el Granada por 0-1 desde el minuto 13 con un tanto de penalti de El Arabi. Como una pesadilla, Camarasa (88′) y Barral (93′) se encargaron de arrebatar los tres puntos a los de Abel.

Al Rayo también se le marcó pronto en Vallecas, a los 8 minutos, pero la segunda parte fue para los de Jémez, que marcaron en el 65′, en el 76′ y en el 94′ para llevarse la victoria por 3-1.

El último trago agónico se sorbió ante el Celta en Los Cármenes. El Granada, de nuevo, se puso por delante bien temprano. A los 3 minutos marcó Robert Ibáñez. Murillo fue expulsado al borde del descanso y el Granada aguantó ese 1-0 durante toda la segunda mitad con un hombre menos. En el 94′, Bongonda dio de nuevo a los de Abel con la puerta en las narices e hizo perder dos puntos a los rojiblancos.

Apuntaba Álvaro Vega, @laligaennumeros, que el Granada sería duodécimo si los partidos se acabaran antes del minuto 86 esta temporada. Aún quedan coho jornadas para arreglar lo que los minutos finales están negando de momento al Granada. Que no haya que lamentar los 18 puntos perdidos cuando el tiempo se cumplía. Ahora los de Abel tendrían 42, una cantidad suficiente para sellar la permanencia a falta de ocho jornadas por disputar.

Puntos perdidos en los minutos finales:

Elche – 2 puntos
Málaga – 3 puntos
Rayo – 3 puntos
Espanyol – 3 puntos
Getafe – 2 puntos
Levante – 3 puntos
Celta – 2 puntos