La final para los españoles, en manos de dos ex madridistas

Estándar

morataDos ex jugadores blancos pueden dictar sentencia ante los equipos españoles que se juegan el pase a la final de Berlín de la Liga de Campeones. Uno, desahuciado en el Real Madrid y ahora titular en la Juventus. El otro, que dio la espantada para aliarse con uno de los mayores enemigos del madridismo.

Nueve minutos tardó Álvaro Morata en marcarle a su ex equipo. Ese gol bloqueó al Real Madrid, que fue a remolque, descontrolado y viéndose superado por el planteamiento táctico de la Juventus. El 2-1 final deja abierta la esperanza blanca, pero el tanto del ex madridista hace planear la sombra de la eliminación.

No hay peor pesadilla que tener como verdugo a uno ‘de los tuyos’. Y el Real Madrid ya conoce esa experiencia. De hecho, a raíz de ello se puso de moda la que hoy conocemos como ‘cláusula del miedo’, que impide a jugadores cedidos enfrentarse al equipo que los cede.

Entonces el ‘enterrador’ de los blancos fue Fernando Morientes. Era el año 2004 y el delantero toledano selló el pase del Mónaco a semifinales de la Champions, dejando en la cuneta a los galácticos, que habían vencido en la ida en el Bernabéu por 4-2 y perdieron en la vuelta por 3-1.

En ese 3-1, Morientes marcó un gol y asistió en otro. Desde entonces, el Madrid encadenó seis temporadas sin pasar de octavos de final en la competición europea.

Ante la Juve, ‘el fantasma’ de Morientes volvió a aparecerse ante el madridismo, que aún confía en que el gol de Morata no sea el que les sentencie de muerte en esta Liga de Campeones. La historia dice que los merengues nunca han remontado una derrota europea en semifinales. Queda la visita al Bernabéu.

xabiQuien todavía tiene por delante los 180 minutos es Pep Guardiola, que no quiere dejar cabos sueltos en su visita al FC Barcelona. Sabe que los partidos se empiezan ganando en la previa y, a su llegada a la Ciudad Condal, intentó marcar el primer gol en la sala de prensa.

La puesta en escena no podía ser más clara. A pesar de que cuenta con varios hispanohablantes en el equipo y algunos ex barcelonistas en la plantilla, el elegido para hablar ante los medios de comunicación no fue otro que Xabi Alonso, ex del Real Madrid.

El centrocampista lanzó su mensaje sin morderse la lengua: eligió a Cristiano por encima de Messi. Guardiola no quiere pensar en amistades en esta semifinal, y utilizó a un ex madridista para poner nervioso a su ex equipo.

Que Pep elimine al Barça a las puertas de Berlín ya sería un golpe para los azulgranas, pero que lo haga con un ex del Real Madrid como su hombre fuerte es todavía más duro. Alonso se quedó sin jugar la final de Lisboa en la que los blancos ganaron la ‘décima’ y este año no quiere perderse esa cita.

Es curioso que Guardiola haya encontrado en Xabi a su mejor aliado, a su prolongación sobre el césped. Ya lo dijo Ancelotti, Alonso es ‘el profesor’ y en el Bayern no iba a ser de otra manera. Guardiola lo sabe y dará al tolosarra el mando del equipo. Un ex madridista puede ser el peor enemigo del Barça.